Centro de Rehabilitación de Fauna Silvestre

CEREFAS

Los drásticos cambios ambientales generados por causa antropogénica están alterando los ecosistemas a niveles sin precedentes, conduciendo a la disminución de la diversidad biológica y al desequilibrio de las poblaciones animales existentes.

Es así, que actualmente la problemática ambiental se ha constituido en una temática de alta trascendencia y sensibilidad social para gobiernos, organizaciones internacionales, universidades y entidades privadas, reflejado en normativas, leyes y tratados de comercio entre distintos países.

Nuestros Origenes

El Centro de Rehabilitación de Fauna Silvestre (CEREFAS) de la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad Austral de Chile se creó en marzo del 2005 como respuesta a la grave problemática ambiental presentada en el Santuario de la Naturaleza “Carlos Andwanter” del Río Cruces, debido a la masiva disminución del luchecillo (Egeria densa), principal alimento del cisne de cuello negro, lo que originó mortalidad y migración masiva de la colonia reproductiva más grande de Sudamérica.

Como una forma de solución inmediata a esta emergencia, el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) en conjunto con la Universidad Austral de Chile establecieron un Convenio para la instalación de un Centro de Rehabilitación de Fauna Silvestre en dependencias del Hospital Clínico Veterinario ubicado en el campus Isla Teja. En su primera etapa, esta iniciativa contó con el apoyo financiero e institucional del SAG, la Gobernación de Valdivia y la Universidad Austral de Chile.

Teléfono: +56632293570

cerefas
121213_245
121213_246
DSC_4727

Hoy en día, CEREFAS tiene como misión la mantención y recuperación de animales silvestres afectado por actividades humanas, con el propósito de ser reinsertados en su medio ambiente natural.

El Centro es considerado un espacio de tránsito hacia áreas protegidas, teniendo como finalidad principal la recuperación y liberación de los animales al medio silvestre, contribuyendo de forma directa no solo con su conservación, sino además, con la obtención de información valiosa técnico-científica de especies nativas, que es de vital importancia para la implementación de planes de manejo sustentable.

Como herramienta complementaria a la rehabilitación de especies de la fauna silvestre, el Centro realiza actividades de educación ambiental dirigida a niños en etapa escolar básica, quienes reciben conocimientos sobre el cuidado y la protección de la fauna silvestre.

Para cumplir con sus objetivos, el Centro cuenta con alrededor de 40 voluntarios, estudiantes de Medicina Veterinaria que cursan entre el tercer y quinto año de la carrera, quienes además de aportar en las labores clínicas y de mantención de las instalaciones, participan en las actividades de educación ambiental.