¿Dónde están nuestros egresados?

Médico Veterinario, Magister y Doctor en Ciencias Veterinarias de la UACh. Gerente General de Laboratotio Pathovet

Marco Rozas es Médico Veterinario, Master en Ciencias Veterinarias mención Patología Animal y Doctor en Ciencias Veterinarias de la Universidad Austral de Chile. Realizó el pregrado en la Universidad Católica de Temuco y los posgrado en nuestra casa de estudio, y actualmente es dueño y gerente general del laboratorio especializado en peces, Pathovet.

Para el Dr. Rozas, el haber realizado posgrados, le permitió tener una mirada distinta a las problemáticas del sector acuícola, y de esa manera poder resolverlas a través del pensamiento científico, siempre basado en evidencias.

¿Cómo fue su experiencia como estudiante de Doctorado en Ciencias Veterinarias de la UACh? ¿Qué impacto tuvo esto en su vida profesional?

He tenido la oportunidad de cursar un Magister y un Doctorado en la Facultad de Ciencias Veterinarias de la UACh, con foco en aportar conocimiento aplicado a la solución de problemas sanitarios de la industria del salmón en Chile, primero en la Enfermedad Amebiana de las Branquias (AGD por siglas en inglés) y luego en Piscirickettsiosis o SRS, ambas enfermedades de alto impacto para la industria.

Mi experiencia es muy positiva, porque tuve oportunidad de compartir con excelentes personas, investigadores de primer nivel en mi área de interés y con los cuales actualmente continuamos colaborando. Ambos programas de posgrado me entregaron herramientas fundamentales para el desarrollo de habilidades de pensamiento científico, las cuales se encuentran directamente relacionadas con el desarrollo de competencias científicas, cuyo uso me ha permitido aprender a identificar preguntas, explicar fenómenos científicos y sacar conclusiones basadas en evidencias.

Estas competencias han aportado a facilitar la toma de decisiones para convencerme de que el conocimiento es muy poderoso y puede ser correctamente aplicado a las oportunidades en los mercados o industrias de interés. Es por este motivo que durante el desarrollo del programa de doctorado, proyectando aplicaciones prácticas, decidimos concretar un emprendimiento científico expresado en un laboratorio de biotecnología con altas capacidades de I+D+I y que presta servicios basados en indicadores biológicos predictivos y cuantitativos de los peces para optimizar la gestión sanitaria y el rendimiento productivo.

Soy un convencido de que se debe incrementar la innovación y el emprendimiento desde la transferencia de Universidades y Centros de Investigación, para aportar el crecimiento y desarrollo sustentable de los diferentes sectores económicos del país. Nuestros posgraduados también deben buscar nichos en el sector privado para equilibrar el desarrollo del país.

 

¿En qué se desarrolla actualmente?

Actualmente me desempeño como director del laboratorio Pathovet, en Puerto Montt, el cual es un emprendimiento científico que iniciamos con un par de colegas hace 5 años atrás. La empresa ha ido ganando espacio y generando  un importante nicho en la industria del salmón, ampliando el foco de la salud de peces desde los patógenos hacia los mecanismos de respuesta de los mismos.

Esta estrategia nos ha permitido potenciar la medicina preventiva más que la curativa, aportando a la prevención y control de enfermedades desde el área de la detección temprana de indicadores biológicos predictivos que den cuenta de la interacción de los peces con los patógenos y con el medio ambiente donde se cultivan. Por supuesto, estos indicadores de los peces son totalmente complementarios con la detección o diagnóstico de patógenos.

Al mismo tiempo, recientemente estoy emprendiendo una nueva empresa biotecnológica, pero que aportará desde el punto de vista de la solución de los problemas. Se basa en desarrollo, transferencia y comercialización de productos biológicos profilácticos para el control de enfermedades, además de innovaciones para la detección temprana de patógenos en terreno y en tiempo real (point of care), los cuales podrán ser utilizados por cualquier persona con el conocimiento técnico básico. Este trabajo está en estrecha conexión con grupos de investigación en las universidades chilenas, personas altamente calificadas y con “hambre” de avanzar desde la fundamental y necesaria ciencia básica, hacia la ciencia aplicada.

 

¿Cómo ha sido emprender un proyecto propio y qué beneficios le trajo haber hecho los posgrados para lograr este objetivo?

El emprendimiento siempre es un camino difícil, de mucha pasión, amor, honestidad y perseverancia diaria, pero altamente reconfortante. Cuando llega el momento en que confirmas que todo el esfuerzo canalizado durante la etapa de “siembra” de tu propuesta de valor en el mercado, vale absolutamente toda la pena. Es emocionante ver todos los días la calidad de personas y profesionales que conforman el equipo de colaboradores de Pathovet, los que trabajan duramente para cumplir con las visiones compartidas de la empresa. Las personas son el capital social más importante en una empresa y creemos que determina el éxito de un emprendimiento.

 

¿De qué manera es visto el profesional/investigador de la UACh en el rubro? 

Los profesionales de la Escuela de Veterinaria de la UACh tienen una amplia y exitosa historia en la gestión sanitaria y productiva en la salmonicultura nacional. Son altamente demandados por todas las empresas productoras y proveedoras del cluster del salmón, debido a su alta competencia, conocimientos y profesionalismo.

Del mismo modo, los investigadores en el área de salud acuícola de la UACh (Ciencias, Veterinaria, etc.) están en permanente conexión con la realidad de la industria y son un gran aporte al conocimiento básico y aplicado, para optimizar la prevención y control de enfermedades del salmón, lo cual queda evidenciado por la alta producción científica de sus laboratorios y la alta tasa de proyectos de investigación adjudicados en el área de interés.

 

¿Qué visión tiene usted del desarrollo que viene en el área acuícola en el sur de Chile?

Siempre digo que, a pesar de los más de 30 años de la exitosa transferencia tecnológica de la innovación del cultivo intensivo del salmón en Chile y del alto impacto que ha determinado para el desarrollo económico, social y cultural de las regiones sur-australes de Chile, nuestra industria es un sector económico relativamente nuevo.

Existen muchas oportunidades para emprender y aportar al desarrollo sustentable de la industria, la cual está transitando por un ciclo de tranquilidad económica, pero que al ser un negocio basado en entidades biológicas, al igual que cualquier otro sector de producción animal, es susceptible a riesgos ambientales y sanitarios intrínsecos al cultivo.

Lo anterior, continuamente determinará oportunidades para el conocimiento y la ciencia, ya que siempre deben ser la base técnica sobre la cual se tomen las decisiones productivas, económicas y políticas estratégicas para su desarrollo sustentable en el tiempo. Se requiere recurso humano altamente calificado para aportar al desafío del desarrollo sustentable de la industria, no sólo desde las Universidades, sino directamente desde el sector privado, con ideas altamente innovadoras que, aporten decididamente al desarrollo económico – y siempre de la mano con el desarrollo social – de nuestro país.