Estudiantes de Medicina Veterinaria UACh atendieron animales heridos en incendios forestales

*Jóvenes viajaron a zona centro del país para colaborar con atención médico veterinaria de animales heridos.

Un grupo de jóvenes, estudiantes de la carrera de Medicina Veterinaria de la Universidad Austral de Chile, viajaron a las zonas del país afectadas por los incendios forestales suscitados este verano,  con el propósito de colaborar como voluntarios en la atención médico-veterinaria de animales heridos por el fuego.  

Steffi Kiekebusch, una de las estudiantes que participó de la iniciativa, aseguró que la idea de colaborar surgió en ellos tras conocer la gravedad de la emergencia según las informaciones que se dieron a conocer en noticieros y redes sociales.

“Queríamos ayudar como fuese y si no nos resultaba el contacto con Colmevet (Colegio Médico Veterinario) pensábamos ir a levantar escombros si era  necesario. Averiguamos que había un refugio en Doñihue llamado R.E.A.M.A. pero tenían bastante ayuda y no eran muchos los animales así que nos fuimos a Litueche donde trabajamos junto a bomberos y repartimos alimento para los animales. Como Colmevet tenía todo bastante controlado en la zona, nos reunimos con la encargada de la región, Claudia Parraguez, en el colegio Cardenal Caro de Marchigüe donde colaboramos con la organización de la farmacia. Posteriormente asistimos a José Borkert, Médico Veterinario que se especializa en Podología, viendo ovinos que estaban en tratamiento por lesiones terribles como quemaduras, desprendimiento de pezuñas y animales con sepsis”, detalló la estudiante.

Durante dos semanas, los jóvenes voluntarios trabajaron en el las zonas afectadas, principalmente con ruminates y equinos. Contaron con el apoyo de la Facultad de Ciencias Veterinarias de la UACh, la que financió los traslado; de particulares que donaron insumos médicos; de Cooprinsem; y de Drag Pharma, laboratorio que donó un millón 600 mil pesos en medicamentos y alimento para los animales. Además, contaron con el apoyo del Dr. Benjamín Uberti, académico del Instituto de Ciencias Clínicas Veterinarias de la UACh, quien asesoró a los estudiantes en la elección de los tratamientos pertinentes en las rondas que hicieron solos durante la segunda semana.

“La semana siguiente, los voluntarios de la UACh salimos solos, ya que debíamos continuar con los tratamientos pero cuando llegamos a ver lo casos, habían otros nuevos. Las decisiones las tomábamos como equipo, e informábamos a Claudia, quien nos dio el visto bueno para trabajar e implementar tratamientos según nuestro criterio. Por las noches llegábamos a hacer rondas médicas y evaluar cómo estábamos trabajando, según lo que aprendimos en la universidad y cuando necesitamos corroborar tratamientos acudimos al Dr. Benajmin Uberti, quien siempre respondió nuestros llamados, por lo que estamos muy agradecidos con él”, contó.

Respecto de la oportunidad de trabajar en las zonas afectadas por los incendios, la estudiante señaló que para ellos fue una experiencia enriquecedora y una oportunidad de aprender de los especialistas que se encontraban en la zona, aunque aseguró que el trabajo que pudieron realizar fue un verdadero aporte. “Nos dimos cuenta que tenemos manejo, porque los médicos veterinarios que estaban a cargo de la situación quedaron sorprendidos con nuestros conocimientos, por ejemplo cuando con un grupo de chicas derribamos una vaca, que es un trabajo habitualmente realizado por hombres”, relató.

Valoración

Consultado sobre el apoyo prestado por la Facultad de Ciencias Veterinarias UACh a sus estudiantes, el Decano, Dr. Rubén Pulido, destacó la motivación de los jóvenes que usaron parte de sus vacaciones para trabajar como voluntarios.

“Como Facultad creemos que es un orgullo que nuestros estudiantes hayan querido ayudar, por lo que nos pareció importante reunirnos durante el periodo de receso universitario para apoyarlos con recursos y en la coordinación con los organismos e instituciones que se encontraban en la zona”, concluyó la autoridad universitaria.