Piloto de ferias costumbristas es aplicado con resultados positivos

Modelo fue aplicado a estos establecimientos en las comunas de Valdivia y Panguipulli, obteniéndose resultados satisfactorios, lo que permitirá validarlo y replicarlo en todas las ferias cuando existan las condiciones sanitarias adecuadas.

El proyecto CORFO “Desarrollo de un Modelo de Gestión de Ferias Costumbristas para la Diversificación de la Oferta Turística de la Región de Los Ríos” es una iniciativa desarrollada por investigadores de la Universidad Austral de Chile, que tiene como objetivo fundamental diseñar e implementar un modelo de gestión integrado que permita fortalecer y desarrollar de manera más eficaz y eficiente este tipo de establecimientos de la Región de los Ríos, a objeto de incorporarlas a la oferta turística del destino.

Cabe destacar que el piloto ya ha sido aplicado y con muy buenos resultados. La transferencia del modelo a los municipios, que corresponde a la segunda etapa del proyecto, inició durante enero y febrero, período en el que se visitaron dos ferias por comuna, y en el cual se aplicó una encuesta para proceder a su categorización. La consulta abarcó aspectos higiénicos sanitarios, desarrollo organizacional e identitarios y turísticos. Con la información obtenida, se procedió a evaluar cada feria de acuerdo con diversos criterios que forman parte del modelo.

Según ha indicado el Director de la iniciativa, Dr. Rafael Tamayo, académico de la Facultad de Ciencias Veterinarias de la UACh, actualmente, el equipo del proyecto ha seguido trabajando en el análisis de la información recolectada en las ferias costumbristas seleccionadas a fin de que, cuando existan las condiciones sanitarias adecuadas, se pueda replicar el modelo en todas las comunas de la región, para lo cual se requerirá trabajar en conjunto con municipios y agrupaciones que conforman las ferias costumbristas, abordando algunas de las brechas higiénico sanitarias, organizacionales e identitarias detectadas a través del modelo, teniendo en consideración que será necesario respetar las nuevas exigencias sanitarias derivadas de las condiciones actuales.

Principales resultados

Ha sido un trabajo intenso y muy productivo, destaca el investigador, pues se procedió a comparar la información obtenida en 2019 con los datos recopilados en 2020, una vez que se trabajó en las mejoras que consideraba la asesoría del equipo de gestión del proyecto. Las actividades incluían, entre otras, recomendaciones en aspectos sanitarios y capacitación en lo organizacional e identitario. Los resultados del piloto fueron compartidos con los municipios participantes y la mesa estratégica de ferias costumbristas de la región, que conforman servicios públicos tales como Autoridad Sanitaria, SERNATUR, GORE Los Ríos, FOSIS e INDAP. Además, se realizaron reuniones con la mayoría de los Concejos y equipos municipales de cada comuna, a fin de proponer y/o sugerir normativas que permitan una distribución más objetiva de recursos de apoyo a las ferias costumbristas, y así lograr avanzar en la obtención de la resolución sanitaria.

Lo más gratificante, indica el Dr. Tamayo, fue comprobar que las ferias asesoradas mejoraron en la mayoría de los aspectos verificados, tanto en Valdivia como en Panguipulli, lo que da cuenta de la validación del modelo y, lo que es más positivo, con mejoras sustanciales.

Señala que, en términos generales, se observan mejoras en el nivel de infraestructura tanto de los recintos donde se realizan las ferias costumbristas como también en los locales. Asimismo, avances en aspectos de inocuidad y manipulación de alimentos. Sin embargo, específicamente en lo que se refiere al logro de la resolución sanitaria, se requiere seguir avanzando en aspectos relacionados con el control de plagas, frecuencia de retiro de basuras, dotación de más insumos para baños, tanto de locatarios como de uso público, hábitos de higiene e incorporar el uso de termómetros para el control de la cadena de frío de los alimentos.

En los aspectos organizacionales aún se debe avanzar en la asociatividad de las agrupaciones y la potestad de los terrenos. En tanto, en los aspectos identitarios y turísticos, es necesario mejorar el grado de innovación, diversidad y originalidad de la oferta y el resguardo de la identidad local.

Desafíos que enfrentan las ferias costumbristas en esta nueva etapa

El Dr. Tamayo manifiesta su preocupación por que, naturalmente, los efectos de la pandemia producida por el Covid-19 han incidido considerablemente en la economía regional. Uno de los sectores productivos más afectados por el cúmulo de medidas restrictivas y preventivas ha sido el turismo, dado que por esencia requiere del desplazamiento de la demanda hacia la propia oferta, con los riesgos asociados a los lugares de origen de los potenciales clientes y a la compleja determinación de la trazabilidad involucrada en el traslado desde y hacia el lugar de destino.

Las ferias costumbristas de la Región de Los Ríos forman parte de la oferta turística del destino y, especialmente en la temporada estival, constituyen polos de atracción de visitantes, tanto locales como regionales, así como aquellos provenientes de otras regiones del país, especialmente de los grandes núcleos urbanos donde la prevalencia de casos y niveles de contagio son significativamente mayores. Además, la gran mayoría se emplazan en zonas rurales apartadas, con escasa dotación de servicios básicos de asistencia sanitaria y en ellas laboran numerosas comunidades locales caracterizadas por altos índices de informalidad, dificultades económicas, bajo nivel de escolaridad y con escasas opciones de acceder a formación y capacitación para generar cambios de conducta y hábitos estrechamente arraigados al mundo rural campesino.

El escenario que enfrentarán las ferias costumbristas durante la próxima temporada requiere que las autoridades competentes generen estrategias de carácter urgente para diseñar recomendaciones y claros protocolos higiénico-sanitarios que contribuyan a disminuir el riesgo de potencial contagio.

En ese sentido, el médico veterinario expone que no es suficiente asumir que con sólo disponer de recomendaciones y protocolos generales bastaría para modificar conductas y hábitos extremadamente arraigados en la cultura. Al contrario, junto con tener herramientas especialmente adaptadas al contexto y particularidades de las ferias, se requeriría generar un programa urgente de capacitaciones para lograr una adecuada asimilación de los contenidos, medidas y acciones, aclarar dudas e inquietudes y asegurar el grado de internalización de estos protocolos por parte de las agrupaciones que conforman las ferias costumbristas.

“Estamos a la espera que mejoren las condiciones y si la autoridad lo determina, ojalá las ferias puedan entrar en funcionamiento con todas las condiciones sanitarias que amerita una situación como ésta”, puntualiza el Dr. Tamayo.

Escrito por Periodista Proyecto
17 de agosto 2020