Voluntarios de CEREFAS visitaron Escuela Rural de Bonifacio

*Jornada se realizó en el marco de proyecto educativo que el centro de la UACh desarrolla hace cuatro años en sectores rurales de Valdivia.

Niños de la Escuela Rural de Bonificio participaron en una jornada educativa desarrollada por los voluntarios del Centro de Rehabilitación de Fauna Silvestre (CEREFAS), unidad perteneciente a la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad Austral de Chile (UACh).

La iniciativa beneficia a un total de 65 niños de cuatro escuelas rurales de Valdivia y tiene por objetivo ser una contribución a la educación que reciben los niños, desde una perspectiva de responsabilidad y respeto hacia el medio ambiente y su fauna. Para ello, los voluntarios y el Director del Centro, el Médico Veterinario Ángelo Espinoza, realizan actividades didácticas y juegos en los que abordan estas temáticas y las relacionan con los contenidos que los niños ven en la Escuela.

Al respecto, el Director del Centro de Rehabilitación explicó que con las actividades “tratamos de educar a los niños sobre fauna silvestre y sobre el impacto de las comunidades en el ecosistema. Por ejemplo les explicamos cómo sus mascotas o los rebaños pueden afectar a la fauna e intentamos minimizar la percepción de que animales como los zorros o las güiñas son enemigos porque atacan a sus gallinas”, detalló el Director del centro.

Escuela de Bonificio

El proyecto educativo del CEREFAS se desarrolla en escuelas rurales unidocentes multigrado de las localidades de Los Pellines, Punucapa y la Caleta de Bonifacio. A esta última asisten 14 niños del sector, quienes cursan desde 1° a 6° básico. La profesora responsable del establecimiento es Beatriz Pérez, quien aseguró que la experiencia ha sido enriquecedora para los niños, puesto que tienen la posibilidad de aprender y  reforzar los contenidos que ven diariamente.

“Estamos muy agradecidos con el trabajo del CEREFAS, sobre todo cuando vemos que los niños esperan ansiosos que lleguen los voluntarios. Para ellos es importante que de otros lugares se interesen por ellos, hace que se entusiasmen y participen en estas actividades en las que aprenden y refuerzan lo que vemos en clases. Estas visitas han sido un aporte valioso, así que esperamos poder seguir trabajando con ellos por muchos años más”, aseguró la docente.

Proyecto Educativo

El Director del CEREFAS explicó que durante los últimos cuatro años, con apoyo del Área Protegida Oncol de la empresa Arauco, han trabajado en escuelas rurales de zonas aledañas al Parque Oncol, ya que es una zona protegida. Esta decisión se basó en el análisis de las causas de ingreso de animales al Centro de Rehabilitación que dirige, y que según señaló, en su mayoría corresponden a causas provocadas por el hombre.

“Este proyecto educativo comenzó en 2009 en establecimientos de la ciudad, pero unos años más tarde nos propusimos hacer un trabajo orientado a la prevención en sectores que están en contacto más directo con la fauna silvestre, siempre en consideración a que un alto porcentaje de los ingresos de animales en el CEREFAS son por causas antrópicas. Por eso quisimos hacer un trabajo de educación sobre porqué debemos proteger la fauna, de forma didáctica las explicamos a los niños el rol que cumplen los animales silvestres en el ecosistema, por ejemplo el control biológico que ejercen las aves rapaces sobre los roedores», ejemplificó Espinoza.

Finalmente, el encargado del Centro de Rehabilitación de Fauna Silvestre de la UACh destacó la respuesta que han tenido por parte de los niños y los profesores a cargo de las Escuelas que son parte de la iniciativa. En esa línea Espinoza concluyó: “hemos visto el cambio de los niños y de los profesores (…) En un par de años podremos decir que tomamos un niño en primero básico y lo dejamos a las puertas de séptimo (cuando tenga que continuar sus estudios en la ciudad) con el mensaje completo, como un joven más consiente con el medio ambiente, que puede llegar a ser un conservador, veterinario o biólogo”.

Invalid Displayed Gallery